Cuando hablamos de transportar madera, no podemos evitar acordarnos de cuando nos cruzamos por las autopistas con algunos camiones forestales, llenos de troncos, sobre todo por la zona norte de nuestro país; pero no imaginamos la cantidad de variantes y posibilidades que estos vehículos pueden llegar a tener.

Sabemos que, en función de la TARA del vehículo, se permiten transportar más o menos kilos. Si estamos refiriéndonos a troncos, que pueden estar cortados a lo largo o ser cortos, tablas o incluso madera aserrada, hablamos de una diferencia de peso considerable, que repercute en el transporte de este tipo de mercancía, pues podremos tener más o menos carga en función de la tara y la carga que estemos transportando, pues hablamos de una diferencia de toneladas.