Cuando hablamos de transportar madera, no podemos evitar acordarnos de cuando nos cruzamos por las autopistas con algunos camiones forestales, llenos de troncos, sobre todo por la zona norte de nuestro país; pero no imaginamos la cantidad de variantes y posibilidades que estos vehículos pueden llegar a tener.

Sabemos que, en función de la TARA del vehículo, se permiten transportar más o menos kilos. Si estamos refiriéndonos a troncos, que pueden estar cortados a lo largo o ser cortos, tablas o incluso madera aserrada, hablamos de una diferencia de peso considerable, que repercute en el transporte de este tipo de mercancía, pues podremos tener más o menos carga en función de la tara y la carga que estemos transportando, pues hablamos de una diferencia de toneladas.

Por todo esto, la logística va evolucionando a pasos agigantados, para poder adecuar los camiones o remolques que se necesitan para transportar la madera. En el caso de los remolques, se usan traviesas y estacas, para adaptarlo a la carga. Que sean fuertes, bien ancladas y así evitar que la madera se desplace durante el trayecto.

Encontramos que se puede modificar la carrocería del remolque. Así, puede que tenga estacas que pueden ser de acero, de aluminio, de fijación rápida (por si se montan y desmontan con frecuencia), rígidas, de mayor altura para transportar mayor volumen, telescópicas...

La casuística es muy variada. Todo está conectado, así que las estacas de las que hablábamos, se fijan de múltiples maneras, anclajes y sujeciones que podemos encontrar en carroceros especializados, donde nos podrán asesorar sobre lo más conveniente para el remolque, semiremolque o camión que necesitemos carrozar, pues las necesidades que tengamos para transportar madera (tipología, peso y cantidad) pueden hacer que varíe mucho cómo carrozar el vehículo.

La estructura se puede modificar, e incluso optar por superestructuras. En estos casos, lo habitual y más aconsejable es fabricarlas de aluminio, por la relación peso/resistencia. Son estudiadas y diseñadas al detalle para optimizar el transporte, así como la seguridad en todo momento de la carga, con tensores de calidad, ya sean manuales o mecánicas. Las estructuras de aluminio ofrecen muchas posibilidades, como frentes de aluminio, o consolas para grúa, por poner un ejemplo.

Así, adaptando nuestro vehículo, podremos contar con un transporte eficiente de la madera, en unos camiones forestales de calidad, seguros y robustos, perfectos para cumplir al 100% con su fin.